BLOG DE EDUCACIÓN INFANTIL 4 AÑOS B DEL COLEGIO DON QUIJOTE DE CIUDAD REAL













CANCIONES

Letras de canciones para echar suertes, que las utilizamos en clase para sortear a quién le toca hacer un juego, una actividad, etc:
Una paloma, punto y coma, hace su nido, punto y seguido, con mucho arte, punto y aparte, en un pajar, punto y final.
Un gato se tiró a un pozo, las tripas le hicieron guá, arremoto, pitipoto, arremoto, pitipá, salvadito tú estás.
En una pecera había un pez, a ver a quién le toca el número 10: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10.
En un plato de ensalada, todos comen a la vez y jugando a la baraja, sota, caballo y rey. Chinita bonita, gurugurugú, la sota de bastos, tricotricotrí. ¿Cuántas patas tiene un gato? Cuatro: 1-2-3-4.
Una mosca en un cristal hizo tris-tras.
Pan y tomate para que no te escapes, pan y pepino para que vengas conmigo.
Una, dola, tela, catola, quile, quilete, estaba la reina en su gabinete, vino Gil, apagó el candil, candil, candilón, cuentalas bien que 20 son: 1-2-3-4-5-6-7-8-9-10-11-12-13-14-15-16-17-18-19-20.
Jardinero tú que entraste en el jardín del amor, de las flores que regaste, dime cuál es la mejor. La mejor es una rosa que se viste de color, del color que se le antoja, y verde tiene la hoja, y verde tiene la hoja. Tres hojitas tiene verdes y las demás coloradas, por eso te elijo a tí, por ser la más resalada.
Fuí al mercado a comprar café y una hormiguita me picó en el pie. Yo me sacudí, sacudí, sacudí, pero la hormiguita no paraba de subir. Fuí al mercado a comprar natillas y una hormiguita me picó en la rodilla. Yo me sacudí, sacudí, sacudí, pero la hormiguita no paraba de subir. Fuí al mercado a comprar un higo y una hormiguita me picó en el ombligo. Yo me sacudí, sacudí, sacudí, pero la hormiguita no paraba de subir. Fuí al mercado a comprar café y una hormiguita me picó en el pie. Yo me sacudí, sacudí, sacudí, pero la hormiguita no paraba de subir. Fuí al mercado a comprar lentejas y una hormiguita me picó en la oreja. Yo me sacudí, sacudí, sacudí, pero la hormiguita no paraba de subir. Fuí al mercado a comprar maíz y una hormiguita me picó en la nariz. Yo me sacudí, sacudí, sacudí, pero la hormiguita no paraba de subir. Fuí al mercado a comprar caramelos y una hormiguita me picó en el pelo. Yo me sacudí, sacudí, sacudí, pero la hormiguita no paraba de subir. Fuí al mercado a comprar melón y una hormiguita me picó en el corazón. Yo me sacudí, sacudí, sacudí, pero la hormiguita ya no se quiso ir.
Podéis añadir otras que os sepáis para seguir compartiendo y aprendiendo más.